¿Cómo funciona un termómetro infrarrojo?

Partimos de la premisa de que el calor es radiación. El termómetro infrarrojo mide la cantidad y la emisividad de esa radiación en el espectro infrarrojo, las convierte en una corriente eléctrica y ésta a su vez en un número que mostrar en una pantalla; que será la temperatura.

Si el termómetro es de calidad añade además un sensor de temperatura ambiente para eliminar el error. No es lo mismo medir la radiación infrarroja (la temperatura, al fin y al cabo) que emite una persona en una habitación a 40 grados que en otra a 22. La medición es prácticamente instantánea y existen sistemas complejos que han resurgido con el coronavirus.

Pero, ¿esta radiación es peligrosa para el ser humano? No. Estos termómetros no emiten infrarrojos, sino que recogen la información que emite una persona. Esta radiación la emitimos cada uno y no es apreciable a la vista, pero estos dispositivos sí son capaces de reconocerla.

¿Qué mide el termometro infrarrojo?

El termómetro infrarrojo mide la cantidad y la emisividad de esa radiación en el espectro infrarrojo. Esto les hace clave para emplearlos en enfermedades contagiosas como el coronavirus y supusieron un punto de inflexión en la crisis del ébola.

¿Cómo tomar temperatura con infrarrojo?

Los termómetros infrarrojos son responsables de tomar la temperatura a los enfermos de forma muy rápida y sin contacto alguno por parte del personal sanitario. Antes, era necesario utilizar un termómetro digital por cada paciente y luego desinfectarlos uno a uno con el consiguiente gasto de tiempo y energía.

¿Cuál es la mejor marca de termometro infrarrojo?

Un termómetro infrarrojo para uso medicinal lo podemos encontrar fácilmente a un precio accesible  y con disponibilidad inmediata en El Proveedor del medico.

Pero existe un problema importante: tener fiebre no significa tener coronavirus. Esto puede dar lugar a que, un simple catarro que nos suba la temperatura unas décimas, pueda ser interpretado como COVID-19 y nos lleven directamente a aislamiento. También se ha demostrado que es posible ser portador de coronavirus sin tener síntomas. Recordemos que el COVID-19 puede estar incubándose en nuestro cuerpo hasta 14 días sin manifestarse.